La creatividad es más importante que la matemática: MIT.

Hace años, fenómenos como la revolución industrial, llevaron al mundo a disponer de gran cantidad de profesionales muy preparados en disciplinas como física, matemáticas o ciencias aplicadas con el fin de dar respuesta a los crecientes procesos de manufactura, minería y demás industrias con grandes maquinarias y detalles logísticos.

raul-ayuda
Foto por Luces Serrano / Applícate

Hoy en día, a puertas de la cuarta revolución industrial, la información ha tomado posición primordial las empresas más valiosas en la bolsa de valores de Nueva York, muchas de las cuales son de tecnología. El paradigma se ha Tornado completamente diferente con respecto a unos años atrás. Modelos de educación diseñados para las industrias de finales del siglo XX como STEM (abreviatura de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), han quedado en la obsolescencia desde hace más de 15 años puesto que las habilidades mencionadas ya se encuentran cubiertas en un elevado porcentaje habiendo un excedente crítico de profesionales en no ejercicio de sus oficios.

Es bien conocido desde hace unos años el concepto de las competencias para El Siglo 21 que habla del Asia bien conocidas competencias blandas aplicadas a diferentes oficios, y que ha sido adoptado por diferentes grupos de maestros alrededor del mundo. En Applícate hemos utilizado este concepto como parte de nuestro modelo educativo y le hemos renombrado como competencias para la vida.


Las competencias son precisamente la creatividad, el pensamiento crítico, la comunicación, la colaboración y la disciplina, de las cuales habla la especialista estadounidense en educación Jennifer Groff del MIT ( Instituto de tecnología de Massachusetts) en EEUU. De acuerdo con Groff, no se trata dejar de enseñar ciertas áreas o de introducir de forma hostigante e intensa el desarrollo de competencias blandas. “No se consigue nada con cambiar la enseñanza tradicional de las matemáticas que a todos los niños aterra, por la enseñanza de programación u ofimática, si en ellas no se estimula al estudiante que conecte sus habilidades y talentos con las necesidades de su entorno de forma constructiva y acertada”. Afirma.


Es así como en Applícate llevamos a cabo procesos de Educación basados en proyectos con un marco de trabajo compatible con STEAM (abreviatura de Ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas) para la producción de contenidos digitales, en el entorno “natural” de los chicos: internet.

Buscamos que sean Ellas y ellos los forjadores de una generación creativa con grandes capacidades y competitividad para el mundo que les aguarda en esta, la era de la Inteligencia artificial a tener lugar en los próximos 20 años.

Si quieres saber más, consulta este artículo de la revista SEMANA.


Haz que tus hijos tengan un mejor futuro, ¡Inscríbelos ya en Applícate!

Fill out my online form
WhatsApp chat